Posts Tagged ‘derechos humanos’

Por ser niñas

octubre 29, 2010

Anuncio de la campaña “Por ser niñas” que lleva a cabo la ONG Plan Internacional

Anuncios

Feminicidios en Ciudad Juárez

mayo 31, 2010

Ciudad Juárez es la ciudad de México en la que puede decirse que el crimen organizado y la delincuencia campan a sus anchas, mientras que el Gobierno y sus instituciones perecen asfixiadas entre la brutalidad y la barbarie. Sus ciudadanos se enfrentan a la corrupción, el encubrimiento y la indiferencia de los funcionarios.

La ONG Nuestras Hijas de Regreso a Casa trabaja hace años para aclarar la muerte y la desaparición de centenares de mujeres, que creen poco creíble la explicación que da la fiscalía sobre el tráfico de personas.

Hace ya muchos años que las mujeres en Ciudad Juárez  no pueden vivir tranquilas, muchas de ellas desaparecen  y nunca más se vuelve a saber de ellas, aunque a veces las encuentran muertas después de haber sido violadas y maltratadas brutalmente, con partes de su cuerpo mutiladas o quemadas.

El Gobierno no se preocupa por tales hechos ni nadie se ocupa de buscar a las mujeres desaparecidas y mucho menos de juzgar tales crímenes. Y ante tal inmunidad cada vez desaparecen más mujeres, en diez años han desaparecido más de 500 mujeres y más de 500 han sido encontradas muertas.

Las víctimas de los feminicidios son mujeres jóvenes y pobres y sin ningún tipo de poder social, suelen ser camareras, empleadas o estudiantes que viven en circunstancias precarias y que incluso a veces tienen hijos que mantener.  Aunque también matan adolescentes y niñas.

Las mantienen un tiempo en cautiverio durante el cual son víctimas de una bestial violencia sexual para luego ser asesinadas. A veces, sus restos son encontrados al cabo de unos días o incluso años después de su desaparición. En ocasiones no aparecen jamás. Pero en cualquiera de los casos el sufrimiento de las familias de estas mujeres es desgarrador.

Las hipótesis sobre quien hay detrás de estas muertes son diversas y confusas, hay quien dice que puede tratarse de una red de tráfico de órganos, otros de una secta satánica y hay quien cree que podía tratarse productores de películas pornográficas. Pero los feminicidios de Juárez datan de 1993 y podrían estar asociados con prácticas y rituales del narcotráfico.

En 17 años solo han detenido a unas 20 personas pero ninguna tenía nada que ver con los asesinatos y no se ha resuelto ningún caso, la impunidad, a pesar de los esfuerzos y la lucha de diversas organizaciones de derechos humanos ha provocado la indignación de los vecinos y especialmente de las mujeres, que viven aterrorizadas.

.

Crímenes de honor

septiembre 20, 2008

Un crímen de honor es el asesinato de una mujer por parte de miembros de su familia o miembros de la comunidad que se consideran deshonrados por la víctima. Entre los principales móviles se encuentran el rechazo de un matrimonio concertado, haber sido víctima de una agresión sexual, buscar el divorcio, o cometer adulterio.

Hoy en día, los crímenes de honor se encuentran principalmente difundidos en el seno de las poblaciones musulmanas, la práctica está concentrada en países como Arabia Saudita, Turquía, Egipto, India, Bangladesh, Pakistán y Jordania; pero se da también en países americanos como Brasil o Ecuador.

La noción de honor en la sociedad árabe tradicional se desarrolla de dos modos diferentes. El sharaf designa  tanto el honor de la unidad social, la tribu y la familia, como el de los individuos, y está sujeto a fluctuación positiva o negativa. El fracaso de un individuo en seguir lo que se define como conducta moral adecuada debilita el estatus social de la familia o de la unidad tribal. El sharaf de la familia puede ser realzado por comportamientos modélicos tales como la hospitalidad, la generosidad, el valor en el combate, etc.

Ird solamente designa el honor de las mujeres, y su valor solamente puede degradarse. Un comportamiento moral ejemplar no puede reforzar el Ird de una mujer, pero la conducta contraria puede acarrear daños irreparables. El Ird prevalece sobre el sharaf,  el honor de la familia puede verse gravemente afectado. En consecuencia, la violación del honor de una mujer requiere una acción drástica que puede terminar con su muerte.

Los comportamientos que violan el honor no están codificados de manera precisa. Si una mujer  establece con un hombre cualquier tipo de contacto, por insignificante que sea,  podría ser interpretado como íntimo. Respecto a la violación, la sociedad considera a la mujer violada no como una víctima a quien proteger sino como alguien que degrada el honor familiar, y para borrar la vergüenza es necesario quitarle la vida. Si esto no se hiciera, el deshonor familiar se vería incrementado.

El asesinato no es el único remedio contra la violación, otra alternativa es el matrimonio. El marido debe ser aquel que la ha violado, aunque también se pueda  casar con otro hombre. Si el violador es el hermano y el matrimonio es imposible, la familia puede buscar a otro hombre para casarlo con la víctima. Este recurso goza de la aprobación legal del estado, las diligencias penales se interrumpen pero el violador se expone a verse de nuevo procesado si se divorcia de su mujer “sin razones legítimas”, en los cinco años siguientes .

Las leyes jordanas sobre “crímenes de honor” establecen que: “el que descubre a su esposa o a una de sus familiares cometiendo adulterio y la mata o hiere, queda exento de toda pena”. Otro párrafo establece; “el que descubre a su esposa o a alguna de sus familiares en una situación adúltera y mata o hiere a una de las dos personas o a las dos, gozará de una reducción de la pena”.

En el artículo 98 se establece que “el que comete un crimen de desenfreno de ira por haber cometido la víctima un acto incorrecto o peligroso gozará de una reducción de la pena”. Si una mujer encuentra a su marido con otra mujer y mata a su marido no disfrutará de reducción alguna de la pena y pasaría por lo menos tres años en prisión.

Se comenten cientos de asesinatos al año con la excusa de que son crímenes de honor y los gobiernos no parecen muy dispuestos a buscar una solución. Aunque parece ser que las autoridades islámicas en Jordania y Egipto han mostrado recientemente su oposición a esta ley, afirmando que una actuación de este tipo no se halla prescrita en el Corán, por lo que piden su abolición.

Fuentes: Wikipedia, Gloobal y un artículo de Yotam Feldner