Posts Tagged ‘legislación’

Ley y Adulterio en la Edad Media

noviembre 9, 2008

85c2d63ab0fae9fb327862c411c5cc75_image_document_large_featured_borderless3Es habitual que en la Edad Media el marido ofendido asesine a los amantes o tome la justicia por su cuenta sin esperar la intervención de la justicia. Diversos documentos del siglo XV justifican tales actos del marido “movido por el dolor o la venganza”. A finales de la Edad Media no está muy claro si debe ser juzgado por los delitos que cometía.

La Lex Julia romana permitía que el marido matara al amante y que el padre de la esposa matara a ambos adúlteros si los hallaba juntos. Si el marido mataba a la mujer o el padre de ella mataba solamente a uno eran perseguidos pero las penas eran menores que si no se hubiera cometido un adulterio.

El Código Justiniano,  hizo más difícil para el marido engañado poder matar a su mujer con impunidad legal. Según la Novelae 117, del año 542, el marido engañado debía dar tres avisos escritos a los adúlteros, cada uno delante de tres testigos fiables, y si después de tres avisos volvía a encontrarlos juntos, entonces podía matar al amante.  A la mujer no la podía matar sin ser acusado de asesino aunque la hubiera acusado previamente de adulterio. Beaumanior y otros autores desarrollaron esta misma idea a lo largo de la Edad Media.

El derecho germano reconoció al marido el derecho de matar a ambos con total impunidad si los sorprendían juntos. Los visigodos asignaron el mismo derecho al marido, al padre y a los hermano de la adúltera. Y la mayor parte de los fueros altomedievales castellanos inspirados en el Fuero Juzgo dotaron al marido del derecho de matar a ambos.

Fuente: Adulterio, sexo y violencia en la Castilla Medieval de Ricardo Córdoba

Agunah

octubre 1, 2008

El Agunah es un estatuto del Talmud sobre las mujeres abandonadas por el marido o de las que éste se niega a concederles el divorcio. El derecho matrimonial no prevee la posibilidad de divorcio a petición de una mujer, que sigue vinculada al contrato matrimonial, sin poderse casar de nuevo, hasta la muerte de su cónyugue. Agunah significa “anclada”, o “encadenada”.

Aun hoy en día en Israel el divorcio se rige por las antiguas leyes del Talmud de los siglos IV y V. Decenas de mujeres luchan durante años en los tribunales judíos para poder divorciarse y evitar que sus hijos sean declarados mamzer o bastardos y según la ley no podrán contraer matrimonio más que con otros bastardos.

No existe el matrimonio civil; los judíos, sean personas religiosas, agnósticas o ateas, sólo pueden casarse por el rito religioso y están sometidos a los Tribunales Rabínicos, que tienen el monopolio de la justicia en materia matrimonial.

El Rabinato ayuda a las agunot buscando a los maridos que han abandonado el país y cuando los encuentran los encarcelan.

Fuentes: Diario Público, un artículo de Ana Cárdenes

Cantera Montenegro, Enrique. Aspectos de la vida cotidiana de los judíos en la España Medival.   UNED