Posts Tagged ‘política’

La reina Goswintha

enero 4, 2009

visigodo

Nació en Toledo en el 530 en el seno de una familia noble. Se cree que su formación fue romana por sus grandes dotes de oratoria y políticas.

Se casó con Atanagildo un magnate godo, parece ser que desde ese momento en la mente de  Goswintha había un propósito, que su marido llegara al trono. Con el asesisano del rey Teudiselo, Atanagildo reivindicó el trono al que finalmente subió Agila. Goswinta estuvo a la sombra de estas conspiraciones urdiendo planes para conseguir sus propósitos. Tres años más tarde Atanagildo se reveló contra Agila provocando una guerra civil. Goswintha ejerció la diplomacia desde Sevilla durante los tres largos años que duró la guerra.

Atanagildo asentó la corte en Toledo. Durante su reinado murió su hija llamada también Goswintha y en el año 567 moría Atanagildo. Los bandos rivales godos se disputaban de nuevo el reinado y Goswintha intentaba negociar con todos.  Tras cinco meses de duras batallas Liuva rey de Septimania ganó y cedió el poder a su hermano Leovigildo que para asentarse en el poder necesitaba una poderosa alianza con Toledo. Lo solucionó casándose con Goswintha que seguía manteniéndose como reina de los visigodos.

Goswintha se dedicaba a la diplomacia y mientras tanto misteriosamente Liuva murió, Leovigildo se proclamaba el único gobernante. La corte toledana pasó a dirigir la totalidad del reino visigodo. Pero nuevos problemas se avecinaban, los visigodos empezaban adoptar la cultura y la religión romana, todo un signo de modernidad en la época y Goswintha y los suyos,  de religión arriana, veían peligrar sus privilegios y condición social.

Hermenegildo hijo de Leovigildo se casó con la nieta de Goswintha, católica. La conversión al catolicismo de Hermenegildo le hizo revelarse contra su padre y nombrarse rey de los territodios del mediodía. Se iniciaba una guerra que duró cinco años y en la que se impuso Leovigildo.

Pero el bando católico iba ganando terreno y Goswintha volvía a quedarse viuda, Leovigildo moría en la batalla. Su hijastro Recaredo iba a ser el nuevo rey, pero mostraba ideales católicos y suponía un peligro para sus intereses así que le obligó a reconocerla como madre, dotándola de poder para dirigir determinados aspectos políticos del reino.

Recaredo y la cúpula política se convirtieron al catolicismo. Goswintha empezó a planear todo tipo de conspiraciones pero el bando arriano había perdido fuerza e influencia. Siendo anciana urdió un malévolo plan, junto con el poderoso obispo arriano Uldida, para acabar con su hijastro. Uno de sus partidarios la traicionó y desciubrió la conjura. Nada más se supo de ella.

Las niñas perdidas de la China

diciembre 10, 2008

097En 1979 la China adoptó la política de “un solo hijo por familia”. Esta política trajo graves consecuencias para las niñas porque muchas familias prefirieron tener un hijo varón. Cuando se implantó esta política  aumentaron los abortos de niñas, pero lo peor es que muchas niñas entre 1 y 4 años fueron abandonadas e incluso arrojadas en vertederos por sus propias familias.
Según la tradición china las hijas son relegadas al último escalafón familiar porque las consideran incapacer de aportar ayuda económica o de cuidar a los padres cuando son mayores. Una hija es una decepción.
Se calcula que entre 1980 y el 2000 han nacido unas 12 millones de niñas menos de las que hubieran nacido en condiciones normales. Aun en el 2003 registró un 17% más de nacimientos de niños que de niñas.

Kahina

noviembre 30, 2008

dehiakahina

Los bereberes habitaban en los pueblos del norte de África. Fueron ocupados por los fenicios, los romanos, los vándalos, los bizantinos y finalmente los árabes. También los griegos y los judios vivieron allí. Se cree que Kahina pudo ser una judía, en el siglo VIII lideró los ejércitos bereberes contra la invasión árabe.

Tras la muerte de Mahoma en el año 632, los musulmanes habían conquistado la actual Arabia, y diez años más tarde poseían Siria, Palestina, Egipto, Iraq y la propia Persia. Los bizantinos se aferraban a sus ciudades costeras. En el 698 los musulmanes toman Cártago, pero aun deberán luchar con su última y más tenaz enemiga.

Kahina derrotó al general árabe Hassan Ibn Al Numan que retrocedió hacia Egipto y Kahina tomó Cartago. Pero Kahina hizo una política desastrosa, opinaba que el Norte de África era deseado por su riqueza, así que mandó destruir ciudades, rebaños y huertos para convertir el Norte de África en un desierto. La decisión fue equivocada porque los árabes estaban dispuestos a ocupar la zona igualmente. Además, está política salvaje le costó a Kahina el apoyo de los ciudadanos.

No existe acuerdo de si Kahina murió en la batalla o fue capturada y ejecutada

Hatseput la gobernanta

noviembre 13, 2008

Hatseput fue una de las pocas mujeres con el título de faraonas del antiguo Egipto. Vivió entre ehatshepsut1-11l 1490 y 1468 a.C. Ya habían existido mujeres faraonas pero se diferenció de ellas en que se convirtió en la jefa de un Egipto rico y poderoso.

Se casó con Tutmés, un hijo que su padre había tenido con una concubina y que murió prematuramente. Tras la muerte de su esposo y hermanastro correinó con su sobrino Tutmés que era un niño. Finalmente consiguió los apoyos suficientes para ser proclamada faraón, relegando a Tutmés a tareas secundarias.

Al principio representada como mujer se afirmó como rey, pero después se viste como hombre y adopta el protocolo de los reyes. Suprime la desinencia femenina de sus nombres y de sus títulos y lleva barba postiza y doble corona.

Hatseput abandonó el militarismo de sus antecesores y se apoyó en la burocracia y la jerarquía sacerdotal para mantenerse en el poder. Fue una gran impulsora de la industria y la agricultura. De una de sus expediciones a Batea además de innumerables riquezas, trajo gran variedad de plantas que adaptaró al clima egipcio. A pesar de su gran inteligencia y habilidad no evitó que tuviera que resistir las intrigas y desafíos constantes de los dirigentes masculinos, entre ellos su hermano Thothmes III. A su muerte fue sepultada en una pirámide del Valle de los Reyes.

Mata-Hari

octubre 2, 2008

Margaretha Geertruida Zelle nació en Holanda en 1876. Hija de un sombrerero al que llamaban “el Barón”, por sus delirios de grandeza, y que tras divorciarse acostumbró a Margaretha a los regalos y caprichos.

Se convirtió en una mujer atractiva con rasgos orientales y a los 19 años se casa con un capitán del ejército colonial. Tras el nacimiento de su primer hijo se van a vivir a Indonesia en 1897. El matrimonio no funciona, él es alcoholico y maltratador y ella una malgastadora y ambos tienen tantos amantes cuanto desean. La pareja se rompe cuando muere su hijo, por motivos aun desconocidos aunque se dice que posiblemente envenenado por un criado indígena que quería vengarse del capitán.

Margaretha, sin oficio pero con una gran belleza, se inventa un pasado y se presenta como hija de un rajá, bailarina de danzas sagradas nacida en la India. No era buena bailarina y la fama le llega en París  gacias a un espectáculo en el que lo que importa es la sensualidad y el desnudo, más que la calidad de la danza.

Los poderosos se la disputan. Dada su facilidad para entrar en ambientes diplomáticos, ya en la primera guerra mundial trabaja para los Alemanes. No tenía ninguna preparación como espía, pensaba que la intuición era suficiente. Se enamoró en París del capitán ruso Vladimir Maslov, y para permanecer a su lado se presentó en el Deuxième Bureau, el servicio de contraespionage francés ofreciendo sus servicios.  Tras la imprudencia se convierte en espia a dos bandos y en un juguete para ambos: los franceses creen que es una espía alemana y los alemanes piensan que los franceses la han descubierto.

Los franceses la mandan a Bélgica, invadida por Alemania, el camino discurre por España y Gran Bretaña pero los británicos no se fían de ella y la quieren hacer volver a Francia. Los franceses la mandan de regreso a España, y en diciembre de 1916 se instala en el hotel Ritz de Madrid esperando instrucciones. Allí se encuentra a un antiguo amigo, al catalán Emili Junoy que ignora sus trejemanejes y ve en ella a una mujer preocupada y sola. El catalán la invita a instalarse en Barcelona, le habla de alquilar una torre en el Tibidabo, pero ella no ha olvidado a Maslov, del que Junoy ignora la relación. Mata-Hari le dice que lo sabrá tras leer un telegrama que está esperando.

Maslov le pide en el telegrama que vuelva, ella no sabe que está obodeciendo órdenes de la Deuxième Bureau,  los franceses han encontrado pruebas de que es una espia alemana. Al llegar a París es arrestada, juzgada y condenada a muerte.

Junoy intenta ayudarla, siempre defendió que no era una espía. Manda este telegrama a Clemenceau: “En nombre de la memoria de nuestro amigo Salmerón, que deja la presidencia de la República antes de firmar una sentencia de muerte, le solicito que indulte a Mata-Hari, mujer y artista sublime”. La respuesta fue fulminante: “Un amigo de Salmerón no debe solicitar la vida de una traidora francesa”.

El 15 de octubre de 1917 es ejecutada en Vincennes, cerca de París, aun reconociendo la poca trascendencia de sus delitos. Nadie reclama su cadaver. Ante el tribunal que la condenó afirmó: “Amo a los militares. Prefiero ser la amante de un oficial pobre que de un banquero rico”

Fuente: Sàpiens núm. 45 de Jordi Mata

Lili’uokalani

septiembre 2, 2008

Lili’uokalani fue la última reina de Hawaii, islas de las rutas comerciales que se mantuvieron al margen de los colonizadores hasta que en 1892 un golpe las convirtió en parte de norte América. Lili’uokalani intentó recuperar la soberanía sin éxito.

Hawaii es el estado 58 de los Estados Unidos y por ahora el último. En 1894 Liliu sufrió un golpe de estado por parte de los colonos, la mayoría nortemericanos.  Hawaii se convirtió en un estado anexionado a los Estados Unidos hasta que en 1959 entró a formar parte definitivamente.

Hawaii estuvo al margen de los colonizadores hasta que entraron los misioneros congregacionistas de Nueva Inglaterra. Consiguieron la abolición del régimen feudal e implantaron un régimen educativo y elaboraron una nueva constitución. Desde entonces los haole (hombres blancos) se convirtieron en una pieza fundamental del mundo político. Abolieron el sistema tradicional de la propiedad e implantaron cultivos azucareros para satisfacer el mercado norte americano.

Lili’uokalani pertenecía a la dinastía de los Kamehameha, una familia protegida por los astros. Cuando nació el fundador de la saga, se dice que atravesó el cielo la estrella Kaloikiki (cometa Halley). Más tarde, la madre de Liliu fue un personaje destacado, ocupó el asiento 15 del consejo consultivo del rey Kamehameha III.

Cuando nació Liliu las mujeres cantaban largas listas genealógicas que mostraban su origen privilegiado y esperaban una señal del cielo. Pero no pasó nada especial. Más tarde su hermano fue coronado rey, fue autoritario al servicio de los intereses de los colonos y facilitó el establecimiento de una base norteamericana en Pearl Harbor. Estableció la Constitución de “la bayoneta” que reducía considerablemente los derechos populares, como por ejemplo el derecho a voto.

Liliu heredó el trono cuando murió su hermano, ella tenía 52 años. A pesar de casarse con un haloe siempre receló de los hombres blancos. Les agradecía que les hubieran liberado de los sacerdotes de la antigua tradición, pero se habían convertido en los verdaderos gobernantes de las islas, relegándolos a un segundo plano.

Liliu se propuso recuperar el poder que sus antecesores habían perdido y también el derecho a voto para los hawaianos. Trató de mejorar la imagen tirana que había dejado su hermano, fomentando obras asistenciales y trabajando para la educación pública, la salud y el bienestar del país.

Pronto empezaron los problemas cuando en el Congreso de los Estados Unidos se aprobaba la tarifa McKinley, que aplicaba una tasa especial sobre el azucar hawaiano. La subida de precios provocó una crisis, el azucar cubano era mucho más barato. Se empezaron a escuchar voces anexionistas, o se eliminaba el impuesto o se formaba parte de los Estados Unidos.

Intentaron la vía democrática, “Azucar, autogobierno y riqueza” era su lema. Pero la derrota electoral les hizo optar por conseguir la anexión a cualquier precio.

La reina promulga una nueva Constitución restaurando los derechos de los nativos, lo que aceleró los planes de los colonos. Hubo un golpe de estado con la excusa de que se temían atentados contra las propiedades y los ciudadanos norteamericanos. El cuerpo militar era importante, hubiera podido destruir la isla en cinco segundos. Liliu no pudo oponerse, no disponía de medios militares pero tenía la esperanza de que los Estados Unidos no iban a permitir este ataque a la democracia y no tardarían en restablecer la monarquía. Reunió 3.400 firmas de votantes opuestos al gobierno provisional que hizo llegar al Departamento de Estado de los Estados Unidos y envió una dura carta al nuevo presidente, Grover Cleveland.

Los Estados Unidos investigarón si hubo un golpe de estado ilegal y Clevelenad le dió la razón a la monarca exigiendo a los golpistas que le devolvieran el trono a la reina. Liliu ultrajada quiso castigar a los traidores del modo que mandaba la tradición, cortándoles la cabeza, pero les ofreció clemencia.

Los Kamehameha se habían olvidado de Liliu y ClevMcKinley, Cleveland duró poco como presidente de los Estados Unidos, fue substituido por McKinley, anexionista que no tardó en reconocer la nueva república de Hawaii aprobando de manera definitiva la anexión con los Estados Unidos que se incorporan como parte integrante y bajo su soberanía.

Los intentos de derrotar al gobierno republicano se suceden a lo largo del 1894 y 1895, la reina en ningún momento abandonó la lucha. Envió varias protestas oficiales al gobierno norteamericano y a las monarquías europeas esperando su apoyo. El gobierno republicano decidió que ya era hora que la reina dejara de molestar  y se la acusa de colaborar en los actos violentos al encontrarse, curiosamente, armamento enterrado en su jardín. Ella siempre negó conocer su existencia, sin embargo estuvo casi un año cautiva.

Al ser liberada se dirigió a los Estados Unidos para protestar ante McKinley: “El tratado de anexión es una violación de la ley internacional. Porque no se ha escuchado la voz de mi pueblo…, porque esta ley viola los derechos civiles…, porque se han usurpado las propiedades de la corona y porque se ignoran las relaciones de buena amistad que siempre han existido entre Hawaii y los Estados Unidos”. Sus palabras no sirvieron de nada.

Hawaii continuó como estado anexionado y durante la guerra contra España se convirtió en una isla de habituallamiento del ejército de los Estados Unidos. En 1987, 29.000 de los 31.000 hawaianos se mostraron contrarios a la anexión, pero nunca les escucharon.

Liliu vivió en Washington hasta que murió en 1917 víctima de una embolia. En 1933 Clinton reconoció públicamente que la derrota de la reina había sido ilegal y pidió disculpas.

Fuente: Revista Sàpiens (núm.44)