Posts Tagged ‘antropologia’

Las mujeres Bondos

abril 20, 2010

Los Bondo pertenecen a una población de apenas 5.000 miembros que habitan en Chhattisgarh, un estado del centro de  la India, y se les conoce como los pigmeos de Orissa. Lo particular de las mujeres Bondo es que siendo adultas contraen matrimonio con varones muy jóvenes, aun niños, con la finalidad de asegurarse la manutención hasta una edad avanzada y evitar, además, el riesgo de quedarse viudas. La costumbre esconde una propensión al incesto y los esposos se acaban convirtiendo en los amantes de sus suegras.

En las sociedades tribales y entre los campesinos hindúes la soltería es una maldición tanto para el niño y la niña como para los padres y el resto de familia extensa. Sin embargo, es mucho peor la viudedad  de la mujer que se considera un castigo por algún pecado grave que la mujer ha cometido o en esta vida o en una anterior.  Entre las castas más elevadas la mujer  Orissa que enviuda debe someterse a una serie de ayunos y penitencias, y le son vedados  todos los placeres de la vida. Nunca volverá a ser bien tratada, ya sea en la casa de sus padres o en la de sus suegros porque serán considerada una persona desfavorable y vista como una carga.  Entre las castas inferiores no lo pasará tan mal siempre y cuando tenga edad para volver a contraer matrimonio con uno de los hermanos menores. Pero en caso contrario será considerada una bruja.

Una curiosidad de esta tribu es que se atribuía a las escobas el poder de volar.

Anuncios

Umoja, territorio femenino

marzo 12, 2009

africa_umoja_womenEn los años 90 un grupo de 15 mujeres decidió hacer frente a la penosa situación que atravesaban, el resultado final fue Umoja, un poblado de mujeres.

En Samburu, las mujeres se encuentran entre los grupos más marginados de Kenia, el desarrollo de la zona es lento y la educación no es fácilmente accesible. Las mujeres tienen un bajo estatus en la comunidad y siempre son las últimas en poder acceder a los pocos recursos disponibles, algunas de ellas sufren continuos malos tratos por parte de sus maridos. En la década de los 80, unas 1400 de estas mujeres fueron violadas por los soldados desplazados a la zona y posteriormente rechazadas por sus maridos.

En 1990, 15 mujeres registraron la Umoja Uaso ayudadas por el entonces llamado Ministerio de Cultura, Patrimonio y Servicios Sociales. Comenzaron vendiendo abalorios y otros bienes pero cuando al recibir amenzas de los hombres, celosos de sus éxitos, decidieron fundar un poblado solamente para mujeres y residir juntas, lo que les aseguraba protección y colaboración.3878_file_umoja

En la actualidad el grupo tiene unas 48 mujeres. Su forma de vida ha mejorado notablemente, reciben información y formación. El grupo se dedica a informar a sus mujeres sobre sus derechos, reciben formación sobre la salud, las embarazadas tienen formación prenatal, y todas tienen otro tipo de formación generadora de ingresos. Además, reciben cooperación del Reino Unido para investigar los casos de violación.

Las Umoja han servido a otros grupos de mujeres que han decido seguir sus pasos en otras partes del mapa de Kenia, por lo menos se han formado otros 5 grupos de mujeres que viven de la venta de abalorios a los turistas y de vender alimentos en las tiendas cercanas. Sin embargo estos grupos tienen problemas de infrastructuras, su limitado acceso al agua constituye un desafío de vida o muerte y el transporte y la accesibilidad a otros puntos del mapa no les facilita las cosas.

Las Valquirias

enero 30, 2009

rideof-valkyriesLas Valquirias son deidades de la mitología precristinana escandinava.

Las leyendas y mitos sobre los héroes antiguos, los dioses, la creación y la destrucción del universo fueron transmitidas y alteradas por los historiadores cristianos medievales, las creencias religiosas paganas, las actitudes y las prácticas originales no se puede determinar con certeza.

Además de Odin, los principales dioses de la mitología escandinava eran su mujer, Frigg, diosa del hogar; Thor, dios del trueno,  especialmente popular entre los campesinos, Frey, dios de prosperidad, y Freya, hermana su hermana, diosa de la fertilidad. Además existieron otros muchos dioses menores.

Además aparecen muchos héroes mitológicos, algunos de ellos se han obtenido a partir de personas reales, es el caso de Sigurd el Dragón-Slayer. A estos héroes se les considera descendientes de los dioses:   Harald Wartooth, Hadding, Starkad, y las Valquiries.

Al principio las Valquirias estaban representadas por diosas muertas que comían carroña. Valquiria significa literalmente “selectora de los muertos”, además se la relaciona con la diosa  celta Morrigan que puede asumir  forma de cuervo. Pero a partir del siglo III empiezan a tener una imagen más benigna, pequeños amuletos la emulan como una mujer hermosa que recibe al fallecido con un cuerno de hidromiel. A partir de entonces se las representa como mujeres rubias de ojos azules con escudo y lanza. Otras veces su leyenda se ha confundido con el folklore y se ha representado a las valquirias con el motivo del cisne blanco.

Aunque no está claro del todo, parece ser que la jefa de la Valquiriras era la diosa Freyja, diosa nórdica del amor, la fecundidad, la belleza y a veces identificada como diosa de la batalla y la muerte. Freyja es hermosa, rubia y de ojos azules viaja en un carro dorado tirado por gatos o a veces por jabalís para dirigirse al reino celestial de Folkvang donde reside, auque siempre puede hacerlo con su mágico manto de plumas de halcón que le permiten volar.

Pero las Valquirias deben cumplir los deseor de Odín y para ello deben elegir a los guerreros más valientes muertos en el campo de batalla y conducirlos con sus armas a Valhala, donde la diosa Hel les recibirá en la gran sala.

Los guerreros elegidos o einherjar podrán divertirse en las fiestas que se celebran en la gran sala, en las que las Valfreyja “la maestra de los muertos” vierte cerveza y en la que las valquirias hijas después de cambiarse sus armaduras por túnicas de color blanco puro, están al servicio de los guerreros que han elegido.

El gran salón de los guerreros muertos se encuentra en Asguard, el reino de Odín. En el gran salón hay 540 puertas y cada una conduce a una habitación cuyo techo está adormado con escudos de guerra, en cada habitación caben  800 guerreros.

Así suceden los días de lucha y las noches de fiesta hasta el Ragnarok, el día mundial de la última batalla, en la que todos los dioses perecerán y un nuevo reinado de paz y amor se instaurará.

Pies de loto

noviembre 11, 2008

zc1

Según una leyenda china del siglo X, el emperador Li Yu ordenó a su concubina favorita vendarse los pies con cintas de seda y bailar sobre una plataforma que tenía esculpida una flor de loto. Lo cierto es que las bailarinas de palacio empezaron a vendar sus pies en el siglo X con el objetivo de realzar la gracia de sus movimientos. De la corte se extendió a las clases altas y en el siglo XVI se popularizó por todo el territorio chino y en todas las clases sociales como respuesta al intento de la Dinastía Manchú de prohibirlo. Con el paso del tiempo, el significado se volvió absolutamente opuesto, de realzar la gracia de los movimientos a restringirlos.

En cierto modo se acentuó el significado sensual del pie de loto. Para que fueran considerados objeto de deseo debían medir siete centímetros y ser delgados, puntiagudos, arqueados, perfumados y simétricos. Debía ser la madre quien iniciara el ritual cuando la hija contara solamente cinco o seis años, siempre y cuando pudieran permitirse tener una hija sin trabajar fuera de casa.

La primera etapa es el shi chan. Después de consultar a los astros se revelaba el momento de la iniciación y despues de ofrecer pasteles de arroz a los dioses para que les garantizaran unos pies suaves, madre e hija se encerraban en la habitación para cortarle la uñas a la niña y vendarle los pies. Los vendajes, después de que fueran apretados, se cosían. Sobre el pie se pondría un par de zapatos puntiagudos, dando fin a la primera etapa. Cada dos semanas se cambiaban los zapatos por otros más pequeños para evitar el crecimiento del pie. Desde ese día y durante dos años la niña sentirá un dolor insoportable, hasta que el nervio muera. Con los pies vendados las niñas podrán caminar pero podrán hacerlo con pasitos minúsculos y no conseguirán alejarse mucho de su casa.

La segunda etapa se llama shi jin, y se extendía durante más de medio año. El objetivo en esta etapa sería conseguir un pie más fino y estrecho. Durante este tiempo el pie iba a doler i a supurar. Cada tres días, se retiraban las vendas, se desinfectaban los pies y se vendaban cada vez más fuerte, para formar la curva deseada. La parte más complicada era aprender a caminar sobre el tacón porque era muy doloroso.

La tercera etapa consiste en plegar el talón sobre la planta. Esta etapa se llama jin chan. Durante esta etapa, los músculos se contraen, la carne se pudre. Los dedos que en etapas previas se han doblado sobre la planta están ahora prácticamente muertos. Especialmente los dedos del pie que se doblaban debajo de la planta, en particular el dedo meñique, podría desprenderse del pie.

La última etapa es el guo wan en la que con un bambú tensado se pretende aumentar el arco del pié, doblar aún más el pie para formar un arco agradable. Este proceso llevaría cerca de seis meses.

Aun hoy persiste en Beijiao, una aislada villa costera de la provincia de Fujian, es el último pueblo de mujeres con pies vendados en toda China.

Los yoruba, los igbo y los dahomey

septiembre 4, 2008

Estás tribus estaban en las áreas boscosas del África occidental y en todas ellas las mujeres tuvieron  relaciones de género favorables. Las mujeres tenían sus propios campos y cultivaban sus propias cosechas. Dominaban los mercados locales y podían adquirir una considerable riqueza a través del comercio.

Para casarse, los hombres tenían que pagar el precio de la novia, azadones de hierro, cabras, ropas y posteriormente dinero, que indicaba que estaban de acuerdo en que la novia era una persona muy valiosa y que sus padres y parientes no la iban a dejar escapar sin ser compensados por sus aptitudes económicas y reproductoras.

Los hombres practicaban la poliginia, pero solo podían hacerlo si consultaban con sus esposas de mayor edad y obtenían su autorización. Las mujeres disfrutaban de una amplia libertad de movimiento y viajaban a las ciudades con mercados donde habitualmente tenían relaciones extramatrimoniales. Además, en algunos estados las mujeres podían pagar el precio de otra mujer y casarse con ella.

Las mujeres del África occidental también lograron un alto estatus fuera de la vida doméstica. Pertenecían a clubes femeninos y sociedades secretas, participaban en los consejos de las aldeas y se movilizaban en masa para buscar remedio contra los malos tratos de los hombres.

Entre los igbo de Nigeria las mujeres se reunían en consejo para discutir los asuntos que les afectaban como comerciantes, agricultoras o esposas. Un hombre que violara las reglas de mercado de las mujeres, que dejara que sus cabras comieran sus cosechas o que maltratara continuamente a su esposa corría el riesgo de una venganza de masas. El canalla era despertado en mitad de la noche y apaleado violentametne en su choza. Bailarían danzas obscenas, se burlarían de su virilidad y utilizarían su patio trasero como letrina hasta que prometiera enmendarse. Lo llama ban: “poner a los hombres en su sitio”.

Los gobernantes eran casi siempre hombres pero parientes femeninos ocupaban cargos que les dotaban de un gran poder tanto sobre los hombres como sobre las demás mujeres. Algunas dirigían los cultos religiosos y administraban las residencias reales.

Fuente: Marvin Harris, Introducción a la antropología general (Alianza editorial)