Posts Tagged ‘costumbres’

Karwa Chauth

octubre 9, 2008

Cada año, sobre el mes de octubre se celebra el Karwa Chauth en la India. 9 días antes del Diwali  (conmemoración del regreso del dios Rama tras su victoria sobre el diablo Rávana) las mujeres casadas realizan un ayuno para garantizar el bienestar, la prosperidad y la larga vida de sus maridos. El ayuno empieza al alba y acaba al salir la luna, durante este tiempo no pueden comer ni beber nada en absoluto, incluso está prohibido tragar saliva. Lo fundamentan en la creencia de que el ayuno protege a terceras personas.

La prepraración del rito empieza antes del amanecer, madrugan para rendir culto a Shiva, la Luna y otros dioses, en favor de sus maridos e hijos. La mujer se levanta, se da un baño y siempre antes de que salga el sol toma una comida a la que llaman Sargi en la que consumen dulces y alimentos tradicionales.

Es un día para lucir grandes lujos. Visten sus mejores telas y presumen de sus vistosas joyas, incluso pueden comprar o preparar nuevas indumentarias; las recien casadas pueden vestir su traje de novia. Las manos y los pies deben lucir decorados con henna.

Cuando el sol comienza su descenso es la hora de la Puja, entonces la mujer más mayor de la familia relata  la leyenda de la reina Veeravati según la cual un hermano induce a Veeravati a comer mediante el engaño, provocando la muerte de su marido. Desconsolada pide ayuda a los dioses que le devuelven la vida al rey a cambio de realizar el ayuno del Karwa Chaut.

Al oscurecer se reza por los maridos hasta que aparece la luna. Los niños se suben a los tejados para avistarla y avisar a las mujeres. Las mujeres obserban la Luna a través de un tamiz y le ofrecen agua. A partir de ese momento termina el ayuno, los maridos dan de comer y beber a sus esposas con sus propias manos.

La ceremonia termina cuando ellas tocan los pies de sus maridos para demostrarles su amor.

Anuncios

El velo musulman

octubre 7, 2008

Mahoma fue célebre por predicar la igualdad de la mujer, sin embargo fue él quien implantó el velo como sometimiento marital. Cubrió a sus propias esposas para mantenerlas a salvo de las miradas furtivas de la multitud de los seguidores que reunía. La práctica se propagó rápidamente hasta el punto de obligar, en algunos lugares, a que las mujeres se cubrieran de pies a cabeza.

Fuente: Jones, Constance “Las 1001 historias de la historia de las mujeres”