Posts Tagged ‘Antigüa Roma’

La violación de las Sabinas

enero 18, 2010

Cuenta la leyenda que los primeros romanos raptaron a mujeres de familias vecinas para poder establecer una nueva población, y así lo relataron Tito Livio y Plutarco y lo dibujaron en sus lienzos Rubens y Poussin, ambos del Renacimiento. También Picasso recreó en 1962 “La violación de las Sabinas” cuadro que actualmente se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Boston.
Según la leyenda romana Rómulo y Remo fundarían una ciudad, pero una pelea entre hermanos por el lugar exacto en el que debían establecerla terminó con la vida de Remo en manos de Rómulo que arrepentido le puso su nombre a la ciudad de Roma. En Roma habitaban hombres fuertes y valientes, pero en cambio si había mujeres eran pocas para garantizar la continuidad de las generaciones.
Rómulo solicitó a los pueblos vecinos los derechos a contraer matrimonio, pero no estaban dispuestos a compartir sus mujeres. Ocultando su consternación envió a sus mensajeros para que invitaran a sus vecinos a una celebración en honor a Neptuno en la que se iban a realizan unos grandes juegos ecuestres. Entusiasmados ante la perspectiva de una fiesta de este tipo y la curiosidad de echar un vistazo a la nueva ciudad, los pueblos de los alrededores acudieron a Roma. Los habitantes de la Sabinia que acudieron a la celebración acompañados con sus esposas y sus hijos, fueron los más numerosos.
A todos ellos les fascinó la grandeza de Roma, por eso cuando comenzaron los juegos y todos estaban distraídos, se dio la señal y los hombres romanos corrieron tras las muchachas, la mayoría mujeres de la Sabinia, se las llevaban en todas direcciones hacia sus hogares. Sorprendidos los visitantes huyeron, dejando a sus mujeres a merced de los romanos.
Tras la captura de las sabinas Rómulo trató de ganarse el afecto del pueblo vecino aliviando su consternación, prometiéndoles la honorabilidad del matrimonio, y asegurándoles que compartirían sus bienes y les ofrecerían derechos civiles para que se convirtieran en madres de hombres libres. Aseguró a las mujeres que en los maridos romanos encontrarían más afecto que en otros hombres de otros lugares.
Hubo una guerra, en un bando los maridos de las Sabinas y en el otro sus padres, y ante esta perspectiva ellas no estaban dispuestas a permitir la permanencia de la guerra, pronto intervinieron: “No importa quien sea el vencedor, quedaremos viudas o huérfanas”. La batalla se detuvo los pueblos convivieron en paz.
Para que los romanos no olvidaran de dónde procedían sus madres se inició una tradición, los maridos llevarán a sus novias al umbral de su nuevo hogar del mismo modo que los primeros romanos habían llevado a las primeras Sabinas. Esta tradición ha sobrevivido durante más de 2700 años y todavía se conserva en muchos lugares del mundo, en algunas culturas latinas aun se mantiene la tradición de traspasar el umbral de la nueva casa con la esposa en brazos, cuando una pareja acaba de casarse.
**Violación en la antigüedad romana que se refiere al acto de secuestro y violación no sexual, sin embargo, era un delito capital. La Violación de las sabinas sólo fue glorificado por los romanos, porque era un acto necesario para la supervivencia y no el placer personal.

Anuncios

Mesalina (25-48 d.c)

febrero 8, 2009

499px-messalinelisisca_02Tan solo vivió 24 años. Claudio, su esposo la sentenciaba a muerte en plena juventud. Y es que Mesalina contaba apenas 16 años cuando esposó con él, un hombre de 50 años, tartamudo y no especialmente atractivo. Pero hay que tener en cuenta que ella era familiar indirecta del que fue el gran emperador Augusto y él, el tío del emperador de Roma, de Calígula.

Claudio y Mesalina se casaron en el año 40 con grandes ceremonias, y apenas un año después, en el año 41, tras una conspiración los pretorianos asesinan a Calígula, a su esposa y a su única hija. Claudio, es el único familiar directo que puede aspirar al trono y corre a esconderse porque cree que el Senado no le va a permitir acceder al poder y en la Roma del siglo I esto se resuelve con la muerte. Pero el ejército está de su lado, y en pocos minutos la ciudad lo aclama como nuevo emperador, Mesalina se convierte de este modo en emperatriz. Los senadores creen que como es joven e inexperta van a poder influir en ella y a través de ella en el emperador.

Sin embargo Mesalina, iniciada por su madre en todo tipo de desenfrenos, no tardó en convertirse en la persona más temida de Roma. Sus intrigas, perversiones y asesinatos, no habrá quien los detenga. Por las noches se disfraza y se dirige a los peores barrios de Roma donde ejerce la prostitución. Organizaba orgías y asistía a ritos paganos que culminaban en éxtasis frenéticos entre hombres y mujeres. Se hizo famosa una apuesta entre ella y la prostituta más conocida de la ciudad, Escila,  para ver cual de las dos podía estar con más hombres, se dice que la prostituta se rindió cuando Mesalina continuó dándoles placer a todos aquellos que se lo pidieron durante unas horas más.

Pero Claudio solo veía en ella a la amante esposa que le aconsejaba y le dejaba satisfecho en la cama y que además le había dado dos hijos, Británico y Octavia. Ella supo utilizar ese amor para sacarse de encima a toda persona que hiciara peligrar su posición o le negara cualquier cosa. La lista de personas sacrificadas es larga. Por ejemplo exigió a Claudio que desterrara a la hermana de Calígula por temor a que le explicara a su tío lo que estaba sucediendo, la acusó de adulterio.

Mesalina siempre había estado enamorada de su padrastro Apio Sila, era militar y consiguió que Claudio le hiciera volver de las campañas en las que combatía en el extranjero. Al volver le exigió que se convirtiera en su amante, el hombre se negó y Mesalina lo acusó de conspirador. Claudio lo condenó a muerte sin escuchar nada de lo que el pobre hombre alegó en su defensa.

La muerte de Apio Sila cayó mal al Senado que no entendió que un hombre valiente y leal muriera asesinado por Claudio. Las intrigas de Mesalina empezaron a estar en boca de todos. Al poco tiempo la historia se repitió con la muerte de Valerio Asiático un guerrero que volvió a Roma victorioso de las campañas contra los germanos.Valerio había adquirido unos jardines, propiedad de Lúculo, que convirtió en los más hermosos de Roma y por los que Mesalina se encaprichó, pero Valerio se mostró indiferente a la emperatriz y también se negó a cederle los jardines, ella le acusó de conspirador, Claudió le leyó la sentencia de muerte y él se dirigió a sus jardines y allí mismo se dió muerte.

Mesalina convirtió aquellos jardines en el lugar donde se celebraban las fiestas más depravadas y concurridas de la ciudad. Pocos o nadie se atrevía a llevarle la contraria a la emperatriz por miedo a ser acusados de conspiración. Claudio era un timorato y veia conspiradores en todas partes

Uno de sus amantes preferidos fue Silio, considerado el mas bello de los romanos. Se casó con él con el beneplácito del emperador. Mesalina le dijo al emperador que habían augurado que su esposo moriría pronto, como el emperador tenía miedo, le propuso casarse con otro hombre, de modo que al convertirse en su esposo sería el otro quien pereciera y Claudio se salvaría. Claudio firmó el consentimiento y el repudio a Mesalina como a esposa para que esta pudiera casarse con Silo.

Cuando Claudio estaba en Ostia le llegó la noticia de que el matrimonio entre Mesalina y Cayo Silio había sido presenciada por el pueblo, el Senado y el ejército, y que si no corría pronto habría un nuevo emperador en Roma.  Claudio volvió corriendo. Mesalina pensó que no se iba a atrever a castigar a la mujer que tanto amaba, pero Claudio dictó sentencia de muerte sin que ella estuviera presente, los amigos de Claudio estaban convencidos de que si llegaba a verla utilizaría de nuevo su belleza para convencerle.

Mesalina murió a los 24 años en los hermosos jardines de Lúculo atravesada por una espada.

Extraido de la revista Sápiens núm. 39