Lili’uokalani

Lili’uokalani fue la última reina de Hawaii, islas de las rutas comerciales que se mantuvieron al margen de los colonizadores hasta que en 1892 un golpe las convirtió en parte de norte América. Lili’uokalani intentó recuperar la soberanía sin éxito.

Hawaii es el estado 58 de los Estados Unidos y por ahora el último. En 1894 Liliu sufrió un golpe de estado por parte de los colonos, la mayoría nortemericanos.  Hawaii se convirtió en un estado anexionado a los Estados Unidos hasta que en 1959 entró a formar parte definitivamente.

Hawaii estuvo al margen de los colonizadores hasta que entraron los misioneros congregacionistas de Nueva Inglaterra. Consiguieron la abolición del régimen feudal e implantaron un régimen educativo y elaboraron una nueva constitución. Desde entonces los haole (hombres blancos) se convirtieron en una pieza fundamental del mundo político. Abolieron el sistema tradicional de la propiedad e implantaron cultivos azucareros para satisfacer el mercado norte americano.

Lili’uokalani pertenecía a la dinastía de los Kamehameha, una familia protegida por los astros. Cuando nació el fundador de la saga, se dice que atravesó el cielo la estrella Kaloikiki (cometa Halley). Más tarde, la madre de Liliu fue un personaje destacado, ocupó el asiento 15 del consejo consultivo del rey Kamehameha III.

Cuando nació Liliu las mujeres cantaban largas listas genealógicas que mostraban su origen privilegiado y esperaban una señal del cielo. Pero no pasó nada especial. Más tarde su hermano fue coronado rey, fue autoritario al servicio de los intereses de los colonos y facilitó el establecimiento de una base norteamericana en Pearl Harbor. Estableció la Constitución de “la bayoneta” que reducía considerablemente los derechos populares, como por ejemplo el derecho a voto.

Liliu heredó el trono cuando murió su hermano, ella tenía 52 años. A pesar de casarse con un haloe siempre receló de los hombres blancos. Les agradecía que les hubieran liberado de los sacerdotes de la antigua tradición, pero se habían convertido en los verdaderos gobernantes de las islas, relegándolos a un segundo plano.

Liliu se propuso recuperar el poder que sus antecesores habían perdido y también el derecho a voto para los hawaianos. Trató de mejorar la imagen tirana que había dejado su hermano, fomentando obras asistenciales y trabajando para la educación pública, la salud y el bienestar del país.

Pronto empezaron los problemas cuando en el Congreso de los Estados Unidos se aprobaba la tarifa McKinley, que aplicaba una tasa especial sobre el azucar hawaiano. La subida de precios provocó una crisis, el azucar cubano era mucho más barato. Se empezaron a escuchar voces anexionistas, o se eliminaba el impuesto o se formaba parte de los Estados Unidos.

Intentaron la vía democrática, “Azucar, autogobierno y riqueza” era su lema. Pero la derrota electoral les hizo optar por conseguir la anexión a cualquier precio.

La reina promulga una nueva Constitución restaurando los derechos de los nativos, lo que aceleró los planes de los colonos. Hubo un golpe de estado con la excusa de que se temían atentados contra las propiedades y los ciudadanos norteamericanos. El cuerpo militar era importante, hubiera podido destruir la isla en cinco segundos. Liliu no pudo oponerse, no disponía de medios militares pero tenía la esperanza de que los Estados Unidos no iban a permitir este ataque a la democracia y no tardarían en restablecer la monarquía. Reunió 3.400 firmas de votantes opuestos al gobierno provisional que hizo llegar al Departamento de Estado de los Estados Unidos y envió una dura carta al nuevo presidente, Grover Cleveland.

Los Estados Unidos investigarón si hubo un golpe de estado ilegal y Clevelenad le dió la razón a la monarca exigiendo a los golpistas que le devolvieran el trono a la reina. Liliu ultrajada quiso castigar a los traidores del modo que mandaba la tradición, cortándoles la cabeza, pero les ofreció clemencia.

Los Kamehameha se habían olvidado de Liliu y ClevMcKinley, Cleveland duró poco como presidente de los Estados Unidos, fue substituido por McKinley, anexionista que no tardó en reconocer la nueva república de Hawaii aprobando de manera definitiva la anexión con los Estados Unidos que se incorporan como parte integrante y bajo su soberanía.

Los intentos de derrotar al gobierno republicano se suceden a lo largo del 1894 y 1895, la reina en ningún momento abandonó la lucha. Envió varias protestas oficiales al gobierno norteamericano y a las monarquías europeas esperando su apoyo. El gobierno republicano decidió que ya era hora que la reina dejara de molestar  y se la acusa de colaborar en los actos violentos al encontrarse, curiosamente, armamento enterrado en su jardín. Ella siempre negó conocer su existencia, sin embargo estuvo casi un año cautiva.

Al ser liberada se dirigió a los Estados Unidos para protestar ante McKinley: “El tratado de anexión es una violación de la ley internacional. Porque no se ha escuchado la voz de mi pueblo…, porque esta ley viola los derechos civiles…, porque se han usurpado las propiedades de la corona y porque se ignoran las relaciones de buena amistad que siempre han existido entre Hawaii y los Estados Unidos”. Sus palabras no sirvieron de nada.

Hawaii continuó como estado anexionado y durante la guerra contra España se convirtió en una isla de habituallamiento del ejército de los Estados Unidos. En 1987, 29.000 de los 31.000 hawaianos se mostraron contrarios a la anexión, pero nunca les escucharon.

Liliu vivió en Washington hasta que murió en 1917 víctima de una embolia. En 1933 Clinton reconoció públicamente que la derrota de la reina había sido ilegal y pidió disculpas.

Fuente: Revista Sàpiens (núm.44)

Etiquetas: , ,

Una respuesta to “Lili’uokalani”

  1. tonet Says:

    Carai Ester,cuant s’aprent de la teva pagina, ets una tia collonuda.
    Salud amiga….Tonet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: